MUL.APIN, el primer tratado de astronomía y astrología de la humanidad
MUL.APIN, el primer tratado de astronomía y astrología de la humanidad
23 mayo 2020
Bibliografia del Sueño de Enki
Bibliografía empleada en El Sueño de Enki
26 mayo 2020

Lista de dioses de Mesopotamia

Deidades sumerias - Libro el Sueño de Enki

ANU. An para los sumerios y Anu para los acadios, era el Dios del Cielo mesopotámico. Fue designado como «padre de los Dioses», ya que de él surgió un vasto linaje de deidades. Entre ellas destacan los Dioses Enki, Enlil y la Diosa Ninmah. Su autoridad y poder eran máximos en la Tierra y sus decisiones eran inalterables. Esas funciones fueron cedidas con el tiempo a su hijo Enlil. Más adelante, fue el Dios Marduk el que ostentó la máxima potestad sobre la tierra.  Fue adorado en el templo Éanna en Uruk, en el de Res y en el de Der. El rey Gudea construyó un templo para él en Lagash (2144-2124 a. C.) y Ur-Namma creó un santuario para su adoración en Ur (2112-2095 a. C.).

ANTU. Nombre acadio de la consorte de Anu. Probablemente su nombre derive del de su esposo.

DAMKINA. Consorte de Enki y madre de varios de sus hijos: Marduk, Gibil, Nergal, Ninagal y Dumuzi. También fue conocida como Ninki.

DUMUZI. Hijo del Dios Enki. Se lo conoce como «el pastor» debido a su vínculo con los animales. En la Lista real sumeria, Dumuzi es considerado el quinto rey predinástico del período legendario anterior al Diluvio universal. En dicha tablilla está escrito que «el Dios Dumuzi, un pastor, gobernó 36 000 años». Sus referencias son abundantes en la épica sumeria y es recordado por haber sido el amante de juventud de la Diosa Inanna.

ENKI. El Dios sumerio Enki, conocido como Ea por los acadios, se considera el «creador y protector de la humanidad». En el Atrahasis y en la Epopeya de Gilgamesh se relata cómo creó a los humanos a partir de arcilla para que trabajaran para los Dioses. Su condición de creador del mundo también queda patente en obras como Enki y el orden mundial. En otra de las grandes obras literarias mesopotámicas, Enki y Ninhursag, se refleja su preocupación por civilizar las ciudades y hacer fértiles las tierras de los hombres. También se lo asocia con la sabiduría, la magia y los encantamientos, y es presentado en ocasiones como un Dios travieso. Se decía de él que vivía en el océano debajo de la tierra y por ello también fue conocido como Dios de las Aguas. El templo de Enki estuvo situado en la ciudad de Eridú y se conoció como el E-abzu, «casa del Abzu».

ENLIL. Dios de gran poder y autoridad. En el poema de Sulgi (2094-2047 a. C.) es descrito como el «decretador del destino», papel que mantuvo a lo largo de la historia de Mesopotamia. Su nombre significa Señor del Aire y se relaciona con el poder destructor de las tormentas. En algunos textos se lo reconoce como Señor de la Abundancia (Himno para Su-Suen, 2037-2029 a. C.), sin embargo, son muchas las referencias a su naturaleza malévola. En el Atrahasis se cuenta que envía a los hombres «la sequía, la peste y la inundación». En El lamento por la destrucción de Sumer y Ur se relata cómo «Enlil sopló una tormenta malvada». Y en Enki y el orden mundial se dice que «el rey dotado de fuerza por Enlil destruyó sus casas, derribó sus muros». Las órdenes de Enlil no podían ser desobedecidas ni por los hombres, ni por otros Dioses. A pesar de que sus mandatos eran inalterables, en el Atrahasis y en la Epopeya de Gilgamesh se relata cómo, a pesar de haber ordenado la destrucción de la humanidad por medio del Diluvio, terminó arrepintiéndose. Enlil fue el Dios que estableció la realeza por primera vez en la Tierra. Otorgaba este título a los gobernantes y los dotaba de privilegios ante el pueblo (inscripción de Lugalzagesi, 2112-2095 a. C.). Su templo estuvo ubicado en la ciudad de Nippur.

GESHTINANNA. Hija de Enki. Fue conocida por su sabiduría y por la interpretación de sueños. Su nombre significa «vid de los cielos» y es considerada una Diosa del Inframundo. En las obras sumerias El Sueño de Dumuzi, y Dumuzi y Geshtinanna, se narra de manera muy similar cómo Dumuzi lucha por escapar de la muerte con la ayuda de su hermana Geshtinanna, sin que al final lo pueda conseguir.

GIBIL. Hijo de Enki. Los sumerios lo conocían como el Dios del Fuego. Entre los acadios se conoció como Gerra. Tenía una gran sabiduría y grandes conocimientos sobre las armas y la metalurgia.

INANNA. Es la Diosa del Amor Sexual y de la Guerra. Fue conocida como Ishtar por los acadios y como Isis en Egipto. Su nombre significa Señora de los cielos. Es hija de Nannar y Ningal, nieta de Enlil, y tiene por hermano gemelo a Utu. Inanna es una Diosa extremadamente compleja y contradictoria. En ocasiones es presentada como tímida y reservada, en otras como ambiciosa y guerrera; maternal y protectora, pero a la vez destructora; deseosa de hacer el amor, pero también la guerra. En el Viaje de Inanna a los Infiernos, una de las principales obras mesopotámicas, se narra su ambición desmedida al asaltar el infierno (inframundo), gobernado por su hermana Ereshkigal. En Inanna y Enki aflora su codicia y su deseo de expandir su influencia por el mundo. En numerosas poesías sumerias, sin embargo, es presentada como una joven ingenua y prudente. Inanna tuvo templos en las principales ciudades de Mesopotamia: Uruk, Nippur, Shuruppak, Ur y Babilonia entre otras.

ISHKUR. Es el Dios de la Tormenta sumerio. Los acadios lo conocieron como Adad. Es hijo de Enlil y en la literatura sumeria se presenta con una naturaleza ambigua, benefactora y a la vez destructora. Ishkur-Adad también presenta cualidades como la adivinación y la justicia. Fue adorado en toda Mesopotamia y tuvo templos en numerosas ciudades.

MARDUK. Hijo primogénito de Enki. Su nombre significa Dios del Sol o, como afirman algunos investigadores, «nacido en un lugar puro». También se le referencia como Bel, «el señor». Marduk fue el Dios patrón de la ciudad de Babilonia, capital del Imperio babilónico que regía el rey Hammurabi (1810-1750 a. C.). Marduk es uno de los Dioses más difíciles de entender de la antigua Mesopotamia. En el Enuma Elish se narra el dramático ascenso de Marduk al poder y cómo llega a alcanzar la cúspide del panteón mesopotámico, lugar ostentado hasta ese momento por Enlil. En el texto se revela una naturaleza guerrera, fuerte y temperamental. En cambio, en la narración literaria El poema de la víctima justa, relato en primera persona de sus continuas desgracias, Marduk se muestra con una naturaleza dual. La mayor parte de los templos de Marduk se encuentran en Babilonia. Especialmente famoso es el Etemenanki, la torre de su templo en Babilonia; muchos investigadores afirman que pudo ser la torre bíblica de Babel.

NABÚ. Dios de la Sabiduría y la Escritura. En ocasiones se le cita como Nabih o como Nabianu y en la Biblia aparece como Nebo. Su nombre significa «el heraldo» o «el anunciador», aunque algunos investigadores también lo traducen como «el brillante». Es una deidad de una generación tardía, hijo de Marduk y nieto de Enki. En el siglo I a. C. fue ministro y escriba de Marduk y, posteriormente, se convirtió en su corregente en el gobierno del mundo. Fue una de las deidades mesopotámicas más importantes. Hay dos Diosas reconocidas como consortes de Nabú: Tashmetu y Nanaya. El principal templo de Nabú fue el de El Ezida, en Borsippa, pero también los tuvo en Assur, Nínive y Kalhu, entre otros. El culto a Nabú no solo se desarrolló en Mesopotamia, sino también en Egipto y Asia Menor, a través de comunidades arameas, y duró hasta la segunda mitad del primer milenio d. C.

NAMMA. Madre de los Dioses Enki y Ninmah. Descrita en la obra sumeria Enki y Ninmah como la «madre original que dio a luz a los Dioses del universo», Namma pertenece a la generación de deidades primigenias mesopotámicas. Es una Diosa desconocida y enigmática. Una de sus cualidades principales es la capacidad de hacer magia, atributo que heredó su hijo Enki. Se la define también como «océano cósmico» u «océano primitivo», en referencia a su papel de madre del cosmos y de todos los Dioses. A pesar de no haber aparecido referencias de que tuviera un consorte, existe una inscripción del rey de Uruk Lugalzagesi (2340-2316 a.C.), que habla de ella como cónyuge del Dios de los Cielos, Anu. Algunos investigadores creen que la reseña pudo referirse a un momento transitorio y secundario de la Diosa. En un período posterior se la identifica como la Diosa Tiamat.

NANAYA. Segunda consorte del Dios Nabú. En poemas tanto sumerios como acadios aparece descrita como una Diosa del Amor y la Sensualidad. Fue adorada principalmente en la ciudad de Uruk.

NANNAR. Hijo primogénito de Enlil y Ninlil (tal como aparece en la obra sumeria Enlil y Ninlil), y padre de Inanna y Utu. Es el Dios sumerio de la Luna. Su nombre acadio fue Sin. Tuvo un gran peso dentro del panteón mesopotámico y fue el patrón de la ciudad de Ur.

NERGAL. Hijo de Enki, Dios de la Muerte y la Peste, y Señor del Inframundo. Esencialmente, Nergal es un Dios de la guerra que controla a demonios malignos para dar muerte a sus enemigos. En La epopeya de Erra se cuenta cómo dirige a siete Dioses oscuros que dejan tras su paso la muerte y la destrucción. Durante el Imperio babilónico y en adelante, Nergal fue conocido como Erra. Su templo principal estuvo en Kutha.

NINGISHZIDDA. Hijo del Dios Enki y, como se sugiere en el mito del Viaje de Ningishzidda al Inframundo, de la Diosa Ereshkigal. Su nombre significa «señor del árbol verdadero» y es una deidad asociada a la vegetación, la agricultura y al inframundo. Se lo conoce también como el Dios Serpiente, como se referencia en El mito de Adapa, y es habitual encontrar a dos ofidios enroscados en su iconografía. En la época babilónica fue conocido como el Guardián de los Demonios del Inframundo y se presenta como custodio del cielo de Anu en El mito de Adapa. De los templos que tuvo, destaca el de Éniggina, la «casa de la justicia», en la ciudad de Ur.

NINLIL. También conocida como Sud, fue la consorte del Dios Enlil. Su nombre significa «dama de la brisa». Se le atribuyen aspectos como el de la curación, pero su papel principal estuvo ligado su condición de cónyuge de Enlil. Ninlil tuvo una de las existencias más longevas que se atestiguan entre los dioses. Fue patrona de Shuruppak, una ciudad antediluviana citada en la Lista de los Reyes Sumerios y sus últimas referencias datan del siglo VI d. C.

NINMAH. Es la Diosa Creadora de la Humanidad. Su nombre significa «reina magnífica», aunque también tuvo otros nombres como Ninhursag «dama de la montaña sagrada», Nintur «reina de la cabaña/matriz/útero», Belet-ili «reina de los Dioses», y Mammi «Diosa madre». Su genealogía es difusa, pero numerosos investigadores la consideran hija de Anu y Namma, y hermana de Enki. Otros afirman que fue su hermanastra. En el Atrahasis se narra cómo mezcló arcilla y sangre para crear al hombre. Y en la obra sumeria Enki y Ninmah se cuenta cómo entre los dos Dioses crearon a la humanidad. Ninmah es la Diosa Madre y la Diosa de la Fertilidad, y es representada por la letra omega, en clara referencia al útero. En el tercer milenio a. C. tuvo un gran protagonismo y se equiparaba en importancia con los grandes Dioses del panteón sumerio. Así se refleja en El lamento por Nibru: «¡Anu, Enlil, Enki y Ninmah han prolongado su reinado!». O en El lamento por la destrucción de Sumer y Ur: «Anu, Enlil, Enki y Ninmah han decidido su destino para revocar los poderes divinos de Sumer». Sin embargo, en siglos posteriores su papel fue mucho más discreto. Los templos dedicados a la Diosa Madre son muy numerosos, y su culto está extendido en lugares tan dispares como Babilonia, Susa, Ur, Lagash, Assur, etc.

NINURTA. Hijo de Ninmah y de Enlil. Fue el patrón de la ciudad de Nippur, tanto en el período sumerio como en el acadio. Su naturaleza, tal como sucede con su padre, es dual. Es un Dios agrícola y a la vez guerrero. Puede ser un benefactor que enseña al hombre a cultivar la tierra, o alguien temperamental que no duda en utilizar la devastación de la tormenta. Esa es la razón por la que en su iconografía aparece portando un arco y flechas, o un arado. Durante los últimos tiempos de la historia de Mesopotamia, son abundantes sus descripciones como guerrero feroz. Su templo más importante es el de Eshumesha, situado en Nippur.

NISABA. Diosa sumeria de la Agricultura. Antecesora del Dios Nabú, ostentó antes que este las funciones de la tradición literaria en la antigua Mesopotamia. Por ello fue también conocida como Diosa de la Escritura, tal como se refleja en el Himno a Nisaba. Al igual que Nabú, era citada en los colofones de numerosas obras literarias y también al igual que este, se convirtió en patrona de los escribas. Existen referencias de Nisaba durante un tiempo muy dilatado, desde las antiguas dinastías hasta que se pierde su rastro en el Imperio seléucida (312-63 a. C.).

SARPANIT. Consorte de Marduk. También fue conocida como como Zarpanit, Sarpanitu y como Erua, «la que está embarazada», que es como habitualmente se la representaba. Para los hombres que profesaban el culto a Marduk y a Sarpanit, él simbolizaba el cielo y ella la Tierra. Sarpanit tuvo tres hijos de Marduk: Asar, Satu y Nabú, el menor. Según la mitología, Asar y Satu murieron antes de que naciera el pequeño.

TASHMETU. Diosa asociada a la sabiduría y al atractivo sexual. Su nombre significa «la sabia». Tashmetu fue la primera consorte del Dios Nabú. Es mencionada como tal en una antigua lista de Dioses de Babilonia y su relación con Nabú perdura durante el período neoasirio.


Documentación recopilada mayoritariamente de HEA-funded AMGG project. (s.f.). Ancient Mesopotamian Gods and Goddesses. [Versión web]. http://oracc.museum.upenn.edu/amgg/index.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Manuel Gómez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios profesionalhosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
Optimized with PageSpeed Ninja