El secreto tras el significado del Enuma Elish
24 octubre 2020
Descifrado el «elamita», el lenguaje más antiguo del mundo
24 enero 2021

Diosa Inanna – Isthar – Isis, ¿bruja o virgen?

La diosa Inanna de Sumer, conocida como Ishtar en Acadia e Isis en Egipto, fue la diosa del amor sexual y de la guerra. Es una de las diosas más conocidas de la historia, pero… ¿sabrías si se la podría considerar bruja o virgen?

La mitología más antigua de la historia de la humanidad es la Sumeria. Por primera vez, ese pueblo que vivió en el sur de Mesopotamia, desarrollo una cosmogonía llena de dioses con los que compartían todas las tareas de la vida cotidiana. Entre las diosas más destacadas de su panteón se encontraba Inanna, una de las figuras más complejas y controvertidas de su mitología.

Escultura de la diosa Inanna de Sumeria
Escultura de la diosa Inanna de Sumeria


✅ La diosa de los muchos nombres: Inanna, Ishtar, Isis, Astarté, Afrodita y Venus

Cuenta la mitología que la diosa Inanna era bisnieta del mismísimo Anu, el rey de todos los dioses. Sus padres fueron Nannar y Ningal, el dios y la diosa de la Luna respectivamente. Tuvo un hermano gemelo llamado Utu (el dios Samash acadio) y el amor de su vida fue Dumuzi, nacido según se cuenta, antes del Diluvio universal.

En civilización que sucedió a la sumeria, la acadia, la diosa acadia se sincretizó -fusionó y asimiló su naturaleza- en la diosa Ishtar. En el antiguo Egipto se convertiría en una de las diosas más poderosas junto a Hator. Los fenicios la adoraron como Astarté y los griegos como Afrodita. Por último, Roma tomó para sí los dioses griegos y bautizó como Venus a la diosa del Amor, la belleza y la maternidad.

Sus cualidades se transmitieron de civilización en civilización. El mito de Inanna y su amante muerto Dumuzi es visto como reflejo por muchos investigadores del de Isis y Osiris.
Su cualidad maternal a la vez que guerrera, su belleza y su sensualidad, también se reflejan en las diosas de cada cultura.


✅ Lo que dicen los manuscritos de Nag Hammadi

En 1845 fueron descubiertos en Nag Hammadi, Egipto, una gran cantidad de manuscritos que contenían una colección de textos del cristianismo gnóstico primitivo. Estaban clasificados en doce códices de papiro y databan de los siglos III al IV d. C. En uno de ellos apareció un himno que se atribuyó a la diosa Isis que no hizo sino reforzar todavía más su naturaleza dual. Este es un extracto del mismo:

Yo fui enviada desde el poder.
Porque yo soy la primera y la última.
Yo soy la honrada y la despreciada.
Yo soy la prostituta y la santa.
Yo soy la esposa y la virgen.
Yo soy la madre y la hija.
Yo soy la estéril
y muchos son mis hijos.
¿Por qué me amáis quienes me odiáis,
y me odiáis quienes me amáis?
Yo soy aquella a la que llaman Vida,
y vosotros me habéis llamado Muerte.
Yo soy aquella a la que llaman Ley,
y vosotros me habéis llamado Caos.
Yo soy aquella a la que habéis temido,
y a mí os habéis unido.
Yo soy el control y la incontrolable.
Yo soy la unión y la disolución.
Yo soy la sin pecado,
y la raíz del pecado deriva de mí.
Yo soy lujuria aparente,
y en mí habita la castidad.
Y yo pronunciaré su nombre.
Prestadle atención, aquellos que oís.
Pues muchas son las formas placenteras del pecado,
y la incontinencia,
y las pasiones deshonrosas,
y los placeres fugaces,
que los hombres abrazan antes de la sobriedad
y del regreso a su lugar de reposo.
Y allí me hallarán,
y allí vivirán,
y no morirán de nuevo.


✅ Inanna ¿la bruja o la virgen?»

Tal como se detalla en El Sueño de Enki, Inanna en ocasiones es presentada como tímida y reservada, en otras como ambiciosa y guerrera; maternal y protectora, pero a la vez destructora; deseosa de hacer el amor, pero también la guerra.

En el Viaje de Inanna a los Infiernos, una de las principales obras mesopotámicas, se narra su ambición desmedida al asaltar el infierno (inframundo), gobernado por su hermana Ereshkigal. En Inanna y Enki aflora su codicia y su deseo de expandir su influencia por el mundo. En numerosas poesías sumerias, sin embargo, es presentada como una joven ingenua y prudente.

La personalidad de esa diosa, Inanna, Ishtar, Isis, Astarté, Venus o Afrodita, siempre nos va a dejar con la incógnita. A fin de cuentas se trata de una diosa y ese será siempre su misterio.

Y tú, ¿Qué opinas? ¿bruja, virgen o… las dos a la vez?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Manuel Gómez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios profesionalhosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
Optimized with PageSpeed Ninja