Descifrado el «elamita», el lenguaje más antiguo del mundo
24 enero 2021

Aparecen nuevos rastros de la Torre de Babel, ¿un mito o existió realmente?

La Torre de Babel esta volviendo a ser noticia gracias a las investigaciones de arqueólogos de la Universidad de Londres estimulados por descubrimientos presentados por el canal Smithsonian.

Contaba el historiador griego Herodoto, que cuando llegó a Babilonia (allá por el siglo V a. C.), observó una gran torre de más de 90 metros con una estructura escalonada de siete pisos.

Para subir a ella, contaba el historiador, había que ascender por una escalera espiral que rodeaba su exterior. Su cima albergaba un templo dedicado al dios Marduk, que estaba recubierto de ladrillos azules esmaltados que se confundían con el cielo, y hacían parecer a la torre más majestuosa todavía.

No fue la única descripción de la descomunal edificación. La más famosa, fue la versión que quedó registrada en la Biblia con su explícito relato:

En ese entonces se hablaba un solo idioma en toda la tierra. Al emigrar al oriente, la gente encontró una llanura en la región de Sinar, y allí se asentaron. Un día se dijeron unos a otros: «Vamos a hacer ladrillos, y a cocerlos al fuego». Fue así como usaron ladrillos en vez de piedras, y asfalto en vez de mezcla. Luego dijeron: «Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra».

👉 ¿LA PRUEBA DE SU EXISTENCIA?

La legendaria historia se ha considerado durante mucho tiempo como un mito, una exageración producto de los antiguos historiadores y redactores de la biblia. Pero… ¿Existe algún indicio que abra las puertas a darle credibilidad?

Pues… parece que si. Y ese indicio se llama «la estela de Oslo»

La estela de Oslo es una tablilla de arcilla del siglo VI a. C., que fue encontrada en Babilonia hace más de cien años, pero que ha sido investigada recientemente.

Se hizo famosa -y polémica- porque el canal Smithsonian habló de ella como prueba de la existencia de la Torre de Babel

Tras la emisión Smithsonian, el profesor de Historia de Babilonia en la Universidad de Londres, Andrew George, inició la investigación de la tablilla y el lugar que parecía indicar en el que había estado la Torre de Babel.

En la tablilla se tradujeron dos inscripciones, una que dice: “Etemenaki, Ziggurat Babel”,  que significa “Torre del templo de Babilonia”. La otra detalla la multitud de pueblos que se ocuparon de su construcción: “desde el Mediterráneo hasta el Golfo Pérsico».

👉 PERO ¿DONDE ESTAN LOS RESTOS DE LA TORRE?

El Etemenanki, nombre que figura en la estela de Oslo, fue el zigurat del dios Marduk cuyas ruinas están en Babilonia, y es la construcción que ha sido asociada tradicionalmente con la Torre de Babel.

En primer plano, la Puerta de Ishtar, actualmente en el Museo de Pérgamo de Berlín. En el centro, al fondo, una recreación del Etemenanki

En la actualidad, quedan muy pocos restos del Etemenanki, pero hay investigadores que afirman que que la Torre de Babel no corresponde a esa edificación y que permanece todavía sepultada por las arenas del desierto.

👉¿Y la confusión de las lenguas?

La Torre de babel se asocia a una gran construcción, pero también el lugar en el que dios confundió las lenguas de todo el mundo, como narra la bíblia:

Pero el Señor bajó para observar la ciudad y la torre que los hombres estaban construyendo, y se dijo: «Todos forman un solo pueblo y hablan un solo idioma; esto es solo el comienzo de sus obras, y todo lo que se propongan lo podrán lograr. Será mejor que bajemos a confundir su idioma, para que ya no se entiendan entre ellos mismos».

De esta manera el Señor los dispersó desde allí por toda la tierra, y por lo tanto dejaron de construir la ciudad. Por eso a la ciudad se le llamó Babel, porque fue allí donde el Señor confundió el idioma de toda la gente de la tierra, y de donde los dispersó por todo el mundo.

Si la propia existencia de la torre es un misterio, el significado de que dios diversificara el único idioma que existía en muchos, los es todavía más.

Las hipótesis para explicar esta diversificación de las lenguas son cuantiosas, tanto académicas como alternativas.

 La torre de Babel, por Brueghel el Viejo

Dios no quiso que el hombre permaneciera unido porque, desde su unidad, podría lograr lo que se propusiera.

¿Qué padre no querría que sus hijos consiguieran sus sueños? se preguntan muchos. O ¿En qué podía amenazar la iniciativa humana a un dios todopoderoso? ¿Falta alguna pieza en toda esta narrativa?

Hallar más evidencias de la existencia de la Torre, no parece una quimera inalcanzable, son numerosos los arqueólogos que están tras ello y la Estela de Oslo ha puesto tras la pista de nuevos descubrimientos

Pero saber lo que allí sucedió entre los hombres y su dios… parece más difícil. Quizá deberíamos abrirnos a nuevos enfoques si quisiéramos resolver tal misterio.

Y tú, ¿también crees que falta alguna pieza en la narrativa de la Biblia?

Alex de la Mar.
Autor de El sueño de Enki
Descubre más en elsuenodeenki.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Manuel Gómez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios profesionalhosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
Optimized with PageSpeed Ninja